DONDE PONGO EL FOCO… va mi energía.

 “El pensamiento condiciona la acción; la acción determina los hábitos; los hábitos forman el carácter; el carácter moldea el destino” Aristóteles. 

¿Realmente somos conscientes de cómo nos enfocamos? 
¿Nuestra actitud es receptiva o proactiva? 
¿Sueles estar a la espera? 
¿Esperando un suceso que haga sonar las campanas? 
¿Esperando el juicio final? 
¿Depositas en otros las claves y respuestas sobre tú existencia? 
¿Tienes miedo o no sabes cómo tomar las riendas de tu vida? 
¿Y si todo dependiese de nosotros, de nuestras decisiones?
 
Debemos reflexionar la manera en que acudimos a un profesional, sea psicólogo o terapeuta, es decir, si vamos con una actitud proactiva dispuestos a cambiar lo que sea necesario, o si vamos pasivos a ver que nos dicen.

Los problemas y conflictos están dentro de nosotros, las respuestas y soluciones también”. 

La clave es el enfoque. El buen profesional te ayuda y da herramientas, pone el foco en ti, y en un proceso progresivo de autoanálisis, emerge con claridad la realidad y las soluciones. 
Por eso, es muy importante en como nos enfocamos, solo así la transformación puede ser real y duradera. 

¿LIMITACIONES?

No creas lo que tus ojos te dicen, sólo muestran las limitaciones. Mira con tu entendimiento, descubre lo que ya sabes, y hallarás la manera de volar.”
Richard Bach, del libro “Juan Salvador Gaviota” 

Siempre me fascinó ver como los perros demuestran la felicidad al ser obsequiados con un caminador de ruedas, es más, ellos, a diferencia de los humanos, no se consumen en su pena, todo lo contrario, cada día renacen pletóricos.
Mientras que la mayoría de los seres humanos aceptan un sinfín de reglas, normas y limitaciones físicas y mentales, viviendo sus existencias dentro de una urna de cristal, unos pocos, rompen sus barreras y alcanzan altas cotas de realización.
Para adentrarnos a un Universo de Posibilidades, es importante hacernos las siguientes preguntas:

¿Dónde estoy?
¿Cómo he llegado hasta aquí?
¿Qué es lo qué quiero?
¿Qué me gustaría hacer?
¿Qué puedo hacer para cambiar de paradigma?
¿Cómo lo voy a hacer?

Estas y otras preguntas son necesarias para abrir un proceso de coaching astrocoach, y con ello, alcanzar nuevos objetivos.  El proceso se puede describir de la siguiente manera:

- Profundizar con preguntas. Saber quienes somos realmente. Aclarar, centrar.
- Concretar el propósito, el objetivo.
- Establecer razonables y progresivas estrategias.
- Señalar Objetivo.
- Consecución y Realización del objetivo.

Actualmente, la mecánica cuántica se debate entre tres paradigmas (juega con ellos): 

  1. Algo es posible,
  2. Algo no es posible, 
  3. Y Posible y no posible se superponen y varían en opciones, generando nuevas posibilidades/probabilidades


Todo esto se traslada a nuestra interacción con lo que es observado, pensado, deseado, con lo vivido en el pasado, con lo que vivimos, con lo que nos aguarda… 
Yo y el mundo que me rodea. 
Del pasado materialista nos llega una visión binaria, dual, determinista e inapelable, que se refleja en nuestros escritos religiosos y en el pensar antiguo. 

¡Pero esto ha cambiado!, tú decides en que parte de la ecuación quieres estar. 

Cada ser humano es una singularidad excepcional, con un potencial interior que en la mayoría de los casos, solo se da a conocer por debajo del famoso diez por ciento.
Así que… 

Si percibes la vida como algo que no encaja en este discurso actual, entonces, será señal de que sorprendentes cosas te están esperando. 

¿QUIÉN ES TÚ PERSONAJE?

No esperes a que las condiciones sean perfectas para comenzar. ¡Comienza y haz que las condiciones sean perfectas!” Alan Cohen

Todo gira en torno al personaje que somos. Unos lo llaman ego, otros alma, personalidad, carácter, etc., Lo que es evidente, es que en el personaje, comienza y acaba todo.

El ego, cuanto más grande sea, más problemas tendremos”

¿Cómo se hace más y más grande?
¿Tiene muchas etiquetas?... Soy esto, soy aquello, esto si, esto no, yo, yo…
Volvemos al personaje que somos, de él surgen preguntas, inquietudes, ansiedades, incertidumbres:

¿Será esta la pareja que debo tener?
¿Cambio de pareja?
¿Me cambio de casa?
¿Cambio de coche?
¿Me cambio de peinado?
Quiero esto, quiero aquello, esto no lo quiero, ¡esto es insoportable!...


Nuestro ego engorda día tras día. Todas las etiquetas que le identifican y que fomentan el culto a su personalidad, al personaje, a su orgullo y apegos, y que le limitan y condicionan ante cualquier eventualidad… 

"Lo hacen esclavo de sí mismo".

Quizás seas un ser evolucionado y todo lo anterior ya no resuene en tu interior, te felicito, pero para aquellos que aún nos debatimos entre alimentar o no al personaje, me he permitido hacer este post reflexivo…

¡Pero hay una solución para disolverlo, para minimizarlo!

Suelta tus etiquetas, aligera tu equipaje, abraza al universo entero, entrégate al aquí y ahora.

¡Respira, siente, abre los ojos y el corazón... medita! 

Cuando se dan todas estas pautas, poco a poco se va minimizando el ego y aquel personaje que quiere llevarte a un laberinto de tensiones. Cuando las expectativas pasan a formar parte del pasado, es entonces cuando vives el presente, ni pasado ni futuro, solo presente.
La psicología y la neurociencia nos habla del personaje que somos, de sus tensiones y estrategias, sus esperanzas y realidades, también, nos ofrece soluciones para ser más plenos y felices, para resolver conflictos y traumas. El coaching astrocoach nos ayuda a empoderarnos y a ser nosotros mismos, sin sumar ni restar nada, sin engordar al ego, al personaje.
En un proceso de Coaching vamos en busca de un objetivo. Primero, lo aclaramos y concretamos, después, desplegamos una batería de posibles caminos para su consecución. Finalmente, concretamos el objetivo y la manera de alcanzarlo. Pero existe un poderoso enemigo: 

Nosotros mismos, el personaje que somos.

¿CÓMO VEMOS LAS COSAS?

 “No vemos las cosas como son, sino como somos nosotros”. Jiddu Krishnamurti

La foto del post nos habla de nuestra tendencia natural a ver y percibir las cosas en corto, es decir, interactuar con lo que es natural y familiar para nosotros. Nuestra herencia familiar y social, nuestra educación, etc. No solemos adentrarnos en territorios oscuros o desconocidos.
No es bueno ni malo que esto sea así, sin embargo, nos limita, nos delimita en una visión y percepción concreta.
Cuanto más amplia es la visión, más pequeños somos nosotros, más cosas tenemos en cuenta, y nuestra opinión, cada vez se hace más grande e imprecisa, pero no porque no sepa que decir, sino porque existen tantas variables que todo puede ser.
Cuanto más en corto sea la visión percepción, más grandes somos nosotros y más contundentes y dogmáticas son nuestras opiniones, más inflexibles, y consiguientemente, más limitados a cualquier solución ante la vida.
En el coaching astrocoach, el reto consiste en reconocer primero que visión tenemos, y acto seguido, en ampliar el arco de visión, o al menos, empezar a integrarlo y ampliarlo. De esta manera, nuestros objetivos tendrán más posibilidades de éxito, más variables, entonces, es cuando todo es más fácil. 
Todos tenemos una historia, un principio, pero la vida nos invita a indagar y adentrarnos a nuevos territorios. 

Hasta hace no muchos años, un trabajador podía empezar en una empresa y jubilarse allí. Hoy en día eso es del todo imposible. 

Iluminar solo nuestros pies no es  la mejor manera de interactuar con este mundo en constante cambio y transformación. Obviamente, debemos ver la piedra que está justo delante, pero también, el claro que se alza a lo lejos entre los árboles.

TRIANGULO, CIRCULO, CUADRADO

 “¡Qué difícil es, a veces, tener confianza en la evidencia de los propios sentidos! Con qué mala gana la mente consiente la realidad”.  Norman Douglas.

Da igual lo que hayas escrito en este ejercicio de entrenamiento, simplemente refleja tu momento actual, muestra la realidad que convive en ti en este instante. Y esto es importante, si,  ya que estamos cambiando constantemente. Lo que ahora percibes, mañana será de otra manera.
Ahora, te describo en algunas pinceladas lo que simbolizan estos trazos:

CIRCULO: 

Símbolo del caos, vacío primordial anterior a la creación. El Tao que puede ser expresado no es el verdadero Tao. El símbolo de círculo expresa la carencia de adjetivos, su centro está en cualquier parte. Representa aquello que no puede ser definido ni concretado. Está más allá de toda reflexión racional, de todo intelecto. 
Cuando el círculo contiene un punto, entonces representa el espíritu manifestado, la chispa divina que habita en nosotros. 
El circulo es el símbolo del infinito, de lo que es cíclico. Cuando se relaciona con otros trazos, cruz, punto, flecha, media luna, entonces, se concreta, expresa una voluntad, se define, se manifiesta una naturaleza definida. 

TRIÁNGULO

Representa la triple naturaleza del universo, emblema de la trinidad, padre, hijo y espíritu… Madre, hija y esencia… Padre, madre e hijo... Imagen del hombre en cuerpo, alma y espíritu. Así pues, es la creación manifestada, la expresión del Alma encarnada.
El triángulo puede tener varias posiciones, con el vértice hacia arriba, simbolizando la vida, el fuego, la ascensión, apuntando hacia abajo, evoca la gran matriz, la Gran madre.
Cuando se unen ambos triángulos expresan la estrella de seis puntas: Oswald Wirth comenta que este arcano y símbolo representa al alma ligando el espíritu a la materia.
La triqueta celta simboliza, vida, muerte y renacimiento… Vida, muerte y reencarnación.
René Berthelot dice del triángulo que es el nacimiento, cenit y ocaso…
Se ha tomado este grafismo para representar nuestra expresión humana, encarnada, el personaje que somos.

CUADRADO

Representa la Tierra, lo terreno, material, corporal. Es la estructura, forma, limitaciones, reglas, construcción, petrificación, solidificación, inmóvil, sin cambio, resistencia al cambio, receptivo, fértil.
Jung dice del cuadrado, representa el estado pluralista del hombre que no ha alcanzado la perfección (círculo)
Cirlot: Su carácter estático y severo, desde el ángulo de la psicología de la forma, explica su utilización tan frecuente en organización y construcción.
El cuadrado se relaciona con los cuatro elementos, los cuatro puntos cardinales, las cuatro estaciones. 

El Triángulo entre el Círculo y el Cuadrado: dos opciones:

La encarnación manifestada, el personaje que somos,  se debate entre sublimarse, realizarse y transmutarse espiritualmente, o densificarse y abrazar al personaje que es. Dos caminos que se alternan y se debaten en el interior de nosotros.

Coaching astrocoach: Comprender quienes somos, comprender estos debates internos y externos, compaginarlos, trascenderlos, e ir un paso más allá de nosotros y del personaje que nos limita y delimita. 
Primero conócete a ti mismo. Luego empodérate. Asume quién eres en esta vida. Traza un camino, una estrategia. Reconoce y descubre las realidades del universo y de tu esencia. 
Poco a poco, sin prisa, sin pausa, procurando mantener la conciencia despierta y natural, espontánea, sin forzar.

¿ERES CONSCIENTE DEL PODER DE LA PALABRA?

Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”. Joseph Goebbels

El poder de la palabra...
El discurso interior...
El Mantra, la oración, el discurso repetido…

El político, el vendedor, el charlatán, el mago... Son conocedores del poder que tiene la palabra. Deliberadamente, pueden ocasionar efectos en el entorno y en las personas. 
Las personas, en general, pueden actuar inconscientemente. Emiten todo tipo de palabras sin calibrar las consecuencias. Tampoco son muy conscientes quienes las escuchan, dejándose llevar por compañías que influencian y envenenan su energía. 
La palabra, el pensamiento, viaja a través del aliento. La emoción es su vibración. El poder que posee puede ser inmenso. 
Tanto si emitimos unas palabras como si las recibimos, las palabras pueden trasladar y fomentar muchas energías: Temor, odio, inquietud, amor, deseo, guerra...
El simple acto de emitir frases que propaguen el odio, puede ser la chispa que arrase un enorme bosque. 

El que habla, siembra, el que escucha, recoge”. Pitágoras.

Prudencia a la hora de escuchar, discriminando, apagando el volumen, o censurando aquello que destruye y contamina nuestra entidad.
Responsabilidad cuando emitimos opiniones de forma categórica, sin dejar espacio al contrario, o cuando señalamos un destino que consideramos inapelable.
En el coaching astrocoach se utiliza la palabra, verbal o escrita, pero con un claro objetivo, promover la búsqueda interior del cliente o coachee. Se deben calibrar las palabras para fomentar la inquietud y el contraste.
Las palabras son vibraciones, como la música que emite un instrumento, y nosotros, somos cajas de resonancia que amplifican  las percepciones.
Pero nada es gratis, todo tiene sus consecuencias. Reflexiona bien aquello que quieres oír, que quieres aceptar, que vas a incorporar a tu persona. Reflexiona tus palabras antes de proferirlas, después, quizás ya sea demasiado tarde. 

En un proceso de coaching, los cambios se van a suceder dentro de ti, ya nada volverá a ser como antes. 

PROFECÍA AUTOCUMPLIDA 

«Si solo trabajas en cosas que te gustan y por las que estás apasionada, no tienes que tener un plan maestro sobre cómo resultarán las cosas». Mark Zuckerberg

La Profecía autocumplida nace del sociólogo Robert K Merton, y se inspira en el también sociólogo William Thomas, quien nos dice que:

Las personas no reaccionan simplemente a cómo son las situaciones, sino también, y a menudo principalmente, a la manera en que perciben tales situaciones…Como las perciben y como impactan en ellas. A partir de ahí, su comportamiento varía y se muestra más o menos susceptible al supuesto suceso.”

Cuanto más convencido estás de que algo te va a pasar, al final, lo que estás haciendo es atraer el suceso hacia ti. Esa predisposición consciente/inconsciente también se despliega en el subconsciente, generando más y más expectativa, más y más atracción.  
Siglos de predeterminación y de reglas, de un orden establecido, del bien y el mal, del cielo y el infierno, dan como resultado esta actitud, este rol de "espera a algo".
Pero podemos cambiar esta manera de percibir la realidad, podemos liberarnos.
Reconocer este condicionamiento cultural, social y educacional, será el primer paso. Lo segundo, abrir nuestra mente y corazón a un Universo de Posibilidades. En tercer lugar, simplificar la existencia y soltar todo aquello que sea excesivamente limitante y condicionante. En cuarto lugar, empoderarnos como seres humanos singulares.
En un proceso de coaching astrocoach, reconocer y detectar nuestras limitaciones nos predispone a mejorar ante cualquier escenario pasado. Para alcanzar cualquier objetivo, conocer a fondo a nuestro enemigo será crucial, y este, somos nosotros mismos. 

El individuo siempre ha tenido que luchar para no ser aniquilado por la masa. Si lo intentas, a menudo te sentirás solo y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser el dueño de sí mismo”  Friedrich Nietzsche

COACHING Y MECÁNICA CUÁNTICA

En tiempos de cambio, quienes están abiertos al aprendizaje, se adueñan del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo, estarán equipados para un mundo que ya no existe”. 

Eric Hoffer.

Los tiempos que nos ha tocado vivir no tienen precedentes en la historia. Metafóricamente y en todos los campos del conocimiento, atrás quedó “frotar dos palos para hacer fuego”.
Los cambios se suceden imparables, incluso parece que se aceleran. Hoy más que nunca, poseer una mente abierta y libre de prejuicios es la mejor garantía de que estás dispuesto a todo.
La mecánica cuántica y la ciencia están más allá de toda moral o principio limitante. La verdad se presenta como una panacea carente de adjetivos, de reflexiones y explicaciones intelectuales: 

Probabilidad, Partículas vs Ondas, Principio de Interacción Objeto - Observador, Principio de incertidumbre, Principio de Cuerdas, Superposición… 

Sería largo explicar cada una de estas leyes, pero quedémonos con lo siguiente: la computación cuántica está a las puertas de crear “realidades” que nunca han existido, por ejemplo, crear desde cero moléculas y medicamentos que curan el cáncer. 

¿Y esto que significa en relación con el coaching?

Pues que estamos abriendo de par en par las puertas de un Universo de Posibilidades.
Este proceso de cambio y transformación está al alcance de todos, pero debes ser valiente, ya que hay principios y valores que son como maderos podridos, y continuar aferrado a ellos puede que no sea la mejor elección.
En un proceso de coaching astrocoach vamos a utilizar una serie de herramientas para conseguir un claro objetivo. Es muy posible que fruto de la interacción coach vs coachee, se genere, se invente, "una nueva herramienta" que nos ayude en nuestro propósito. 

¡Todo es posible! 

Con esta actitud, vamos a emprender un camino de transformación y empoderamiento total e ilimitado.
Probabilidad, interacción observador-objeto, incertidumbre, superposición… Estas palabras hace tiempo que  conviven en nosotros. El personaje que somos colapsa e interactúa, atrae posibles escenarios que se pueden dar o no. Todo es probabilístico, la diferencia estriba, en... 

"Ser quien genera las probabilidades, o ser quien las recibe". 

LOS COLORES

Cuando no tengo azul, pongo rojo”   Picasso

Los colores se relacionan con cualidades mentales y emocionales. La terapia y la decoración con fines determinados son algunas de sus aplicaciones. En psicológia, neurociencia o en el coaching astrocoach, tienen un papel relevante.
El pantone del gráfico se relaciona con la evolución de las estaciones y con las energías que se desplegan. Al abrir nuestro armario, podemos percibir con que sintonizamos, con que deseamos interactuar.
Hay colores fríos y calientes: Los cálidos producen el efecto de expansión, por lo que son salientes cuando contrastan con otros; avanzan hacia el observador. Por el contrario, los fríos absorben la luz, son entrantes, dan la impresión de alejamiento. Cuanto más rojo o amarillo es un color más tiende a salir, más llama la atención; Cuanto más azul más parece que retrocede y se distancia.
Cada tonalidad puede ser suave, normal, o muy intensa, expresando de la misma manera su expresión psicológica.
AMARILLO. El color de la luz y del oro. Se relaciona con la riqueza y la abundancia, con la acción y el poder, también con la fuerza. Sus propiedades son estimulantes. El “amarillo oro” ha venido a simbolizar la divinidad en la religión. Por otra parte, tiene lecturas negativas como la envidia, la ira y la traición, un exceso de amarillo puede ser irritable.
NARANJA. Simboliza entusiasmo i acción. Se relaciona con ciertas religiones orientales, y algunos de sus significados tienen que ver tanto con lo terrenal (entre otras cosas la lujuria y la sensualidad), como con lo divino, pues representa también la exaltación.
ROJO. El color de la fuerza y el vigor. Muy expresivo, alegre, extrovertido, impulsivo, demostrativo, desinhibido. Pasión y revolución. Si está en exceso se relacionará con la violencia, la crueldad, la fuerza que no tiene límites, el peligro.
AZUL. Es el color del espacio, de la lejanía y del infinito. En publicidad se le relaciona con la limpieza y la frescura. Es un color, como todos los fríos, que parece alejarse, y simboliza ideas de tranquilidad, afecto, frío e inteligencia.
VERDE. Es el color de la naturaleza y de la humanidad. Representa esperanza y el equilibrio emocional, pero, por otra parte, tiene significados negativos, como el veneno, lo demoníaco y su relación con los reptiles. También es el color de los celos.
VIOLETA. En su variante púrpura se le relaciona con la realeza y la dignidad, así como la melancolía, la delicadeza, lo femenino y sensible. Otras tonalidades se identifican con la pasión el sufrimiento y la muerte. También con la tristeza y la penitencia.
MARRÓN. Es un color masculino, severo, confortable, vinculado a la estabilidad. Es evocador del ambiente otoñal y da la impresión de gravedad y equilibrio. Es el color realista, tal vez porque es el color de la tierra que pisamos.
BLANCO. Generalmente, tiene lecturas positivas como la pureza, la limpieza, la paz y la virtud, la claridad mental, lo objetivo.
NEGRO. Simboliza elegancia, sobriedad, simplicidad, economía de la expresión, aunque también refleja las tinieblas, ceguera, muerte y luto, oscuridad mental
GRISES. El color de la neutralidad, la discreción, la diplomacia y el servicio. No hay energía. Puede ser un color de resignación.

Al entrar en contacto con un color determinado, este se sincroniza con el espíritu humano, produciendo un efecto decidido e importante en el estado de ánimo”.  Goethe.

SESGOS COGNITIVOS

"Donde todos piensan igual, nadie piensa mucho"

Walter Lippmann. 

Ante un evento singular, por ejemplo, un eclipse solar, gestionamos la información que recibimos y emitimos con claros condicionamientos y sesgos cognitivos. 

Todos estamos sujetos en mayor o menor medida a esta realidad, pero no todos tienen más o menos conciencia de lo que esto supone. 

Ejemplo de posible interacción con un evento:

Si tu creencia es que este evento es negativo y pernicioso, interactúas con personas que piensan y sienten como tú, rechazando o evitando a quienes no le dan importancia o piensan diferente: no escuchas ni valoras otras opciones. Buscas y buscas más información, sucesos, catástrofes y demás eventos destructivos. Tu mente y tu estado emocional amplía la resonancia del evento, te hace más vulnerable y susceptible ante cualquier circunstancia, en definitiva, lo magnifica. 


Existen innumerables sesgos cognitivos, por ejemplo, el de la profecía autocumplida, el cual nos enfoca en un estado de ánimo y comportamiento que busca que algo se cumpla, y no siempre, pero al enfocar nuestra mente y emociones en una determinada dirección, atraemos el suceso, colapsamos el evento/YO/interacción

Algunos sesgos como la Inclinación a la negatividad, predisposición, confirmación, ilusión de grupo, observación selectiva, retrospectiva reestructurada, oposición y resistencia al cambio, o a la autoridad o persona a quien confiamos ciegamente, condiciona nuestra opinión y nuestras acciones. 

Quizás, es que no nos enseñaron o educaron a cuestionar, a debatir, a pensar por nosotros mismos y promover una actitud abierta y receptiva.

Es obvio que tenemos un pasado, una dinámica e inercia que nos lleva ante un “precipicio”, algunos, pueden decir que es un karma el que nos ha llevado hasta este preciso instante. Sea como fuere, tomar consciencia de quienes somos y en dónde estamos es el primer paso para empoderarnos. 

Las vida tiene infinidad de matices, además, a cada instante, varían y colapsan de diferente manera. 

Ante un evento, abre tu mente y corazón, ábrete a un Universo de Posibilidades. Fluye. Penetrar en la íntima y última realidad de un evento nos lleva ante paradigmas profundos y trascendentes, con nosotros y con el mundo que nos rodea. A la que empiezas a estirar del hilo, cada vez descubres más y más cosas, esto no cesa. 

EL EGO, LOS SESGOS, Y EL APRENDIZAJE.

"En la mente del principiante hay muchas posibilidades, pero en la del experto, hay muy pocas".   

Maestro zen Shunryu Suzuki, 


EL TORNILLO puede representar a nuestro ego: "el personaje que somos"
Poco a poco y con el paso del tiempo, suele cristalizar con más y más sesgos: se oxida.
Al principio de nuestra vida, podemos ser limpios, perfectos, pero los devenires existenciales, las interacciones, nuestra cuna e historia, se encargarán de generar el singular óxido.  

EL ÓXIDO es la cristalización de nuestras creencias. Aquello con lo que nos identificamos. Nos apegamos a unas ideas, a unos valores, a unos principios y reglas, mientras que rechazamos y combatimos otros. Con el paso de los años la identificación se cristaliza más y más, incluso puede extenderse al cuerpo físico. 

LA TUERCA es el aprendizaje en sí mismo. Para acceder a todo tipo de conocimientos debemos prepararnos, afianzar unas pautas previas, por ejemplo, si nunca has leído detenidamente, si hay palabras que desconoces, entonces, el significado no llega a tu interior, y lo que llega se asemeja a una distorsión del mensaje.  

Hay diferentes niveles de aprendizaje, de enseñanzas.  No podemos pasar al último nivel sin pasar los previos, y si hacemos trampas, algo no saldrá bien. 

"Puede pasar que, cuando llegas al último nivel de comprensión, todas las tuercas desaparecen espontáneamente".

Pero no todos los aprendizajes son edificantes, constructivos y adecuados. Pueden estar envenenados, prostituidos, malinterpretados, contaminados por sesgos personales, o por sesgos de otras personas.

También sucede que cada persona necesita un tipo de enseñanza adecuada a su nivel de comprensión y percepción.
En coaching y en psicología, también en formaciones en las que debamos estar muy implicados,  la preparación previa es la madre de todas las ceremonias. 
Muchos profesionales (coachs, psicólogos, formadores...) cuando van a dar  una charla, ya sea un mentoring o webinar, realizan un ritual previo, un preparación, como quien afina un instrumento musical, entonces: 

¿Por qué los asistentes no realizan el mismo "ritual" preparatorio?